Ruente

En pleno valle de Cabuérniga, nos internamos en un municipio de magníficos atributos naturales y patrimoniales.

Su nombre nos hace referencia a uno de los lugares más emblemáticos del municipio: el topónimo Ruente deriva de Fuente, precisamente evoca a la Fuentona de Ruente.

Ruente conserva antiguas viviendas de estilo montañés, como la casona barroca de la Nogalera, datada en 1786 o la casona de Cos y Terán. Destacan también en el conjunto el humilladero y el puente (de nueve ojos y escasa altura) por donde discurren las aguas del arroyo de la Fuentona o el palacio de Mier.

En Lamiña se erige la ermita de San Fructuoso, que data del siglo X, lo que nos da una idea del origen del núcleo. A la entrada del pueblo encontramos una hilera de casas llanas y varios ejemplos de casonas montañesas, como la de Velarde o las del barrio de la Calleja.

Es un municipio de intensa actividad cinegética, por lo que la caza mayor es uno de los platos más suculentos de su gastronomía junto con el cocido montañés.

Ucieda está enclavada en pleno valle de Cabuérniga. Es posiblemente el pueblo de Cantabria con mayor número de tabernas especializadas en cocina casera, en las que podemos degustar sobre todo el exquisito cocido montañés, el guiso cántabro por excelencia a partir de alubias (en vez de garbanzos), berza y «compango» del cerdo. Los hosteleros de esta zona dan al plato «un toque personal» que goza reconocida fama.

En el terreno deportivo, en Ruente existe gran afición al deporte vernáculo de los bolos.

La capital del municipio celebra las fiestas de La Magdalena (22 de julio), Nuestra Señora y San Roque (14, 15 y 16 de agosto). En la Campa de Ucieda se celebra el último fin de semana de agosto la fiesta del Cocido, declara Fiesta de Interés Turístico Regional. Muy recomendables también son sus ferias de ganado: la que se celebra en Ruente, el último domingo de octubre en “La Nogalea” y la Feria de Ganado San José, 19 de marzo, si ese día cae en laborable se celebra el sábado anterior o posterior. No hay que olvidar la cita del sábado siguiente al 15 de agosto: La “Virgen del Moral”.

En la carretera que llega a los denominados montes de Ucieda podemos observar un encantador humilladero y diversas casonas con escudo. Al final de la carretera, descubrimos con gran sorpresa un fascinante bosque repleto de hayas y robles que nos introduce en el Parque Natural Saja-Besaya, dentro de la Reserva Nacional de Saja, la más extensa de España. Lo que convierte a este territorio en idóneo para la práctica del senderismo, principalmente por los montes de Ucieda, Monte Aa o la ruta a las Cascadas de Lamiña-Barcenillas.

Si quieres conocer más en profundidad cada uno de los pueblos de este municipio pincha en los documentos adjunto de Ruente, Barcenillas, Lamiña y Ucieda

 

Bárcena Mayor

Bárcena Mayor

Saja-Nansa

Carmona

Santander

Liérganes

Santander

Mogrovejo

Saja-Nansa

Potes

Saja-Nansa

Santillana del Mar