5,3 millones de azucarillos promocionarán las singularidades de Cabárceno de la mano de Café Dromedario

El consejero de Turismo, Eduardo Arasti, y la consejera delegada de la empresa, Charó Baqué, anuncian la acción en el acto de amadrinamiento de ‘Martinuca’, la dromedaria nacida en el parque, en enero 

Café Dromedario lanzará, esta primavera, una tirada de 5.300.000 azucarillos, promocionando las singularidades del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, según han anunciado hoy el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, y la consejera delegada de la empresa, Charo Baqué.

 

Baqué, reconocida con el Premio Mujer Empresaria de Cantabria 2012,  que concede la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria (AMEC),  ha amadrinado hoy a la dromedaria nacida en el parque cántabro el pasado mes de enero, para la que ha elegido el nombre  de ‘Martinuca’.

 

Para celebrar el evento y agradecer al Gobierno de Cantabria la elección de Baqué como madrina del nuevo ejemplar, Café Dromedario realizará, dentro de sus habituales colecciones de sobres de azúcar, una edición especial para Cantabria que “permita conocer a los propios cántabros el Parque de la Naturaleza de Cabárceno como singularidad en sí mismo y las singularidades que hay dentro”.

 

Además, de ‘Martinuca’, la colección contará como protagonistas con algunos de los animales iconos de la instalación como los osos, elefantes, gorilas o bisontes, así como con otras especies que habitan en el parque y están en peligro de extinción en sus hábitats naturales.

 

Los textos que acompañarán a las fotografías ilustrarán sobre anécdotas, datos llamativos, superficie de los recintos y otras particularidades que hacen de Cabárceno un “parque único” en el mundo y lo diferencian de otros zoos y parques zoológicos.

        

El consejero de Turismo ha agradecido a Café Dromedario esta forma de corresponder a lo que pretendía ser un gesto de reconocimiento a Charo Baqué. “Nuestra intención ha sido reconocer a una empresa modélica de Cantabria en la persona de su consejera delegada, Charo Baqué, Mujer Empresaria 2012, por su buen hacer y trayectoria”, ha señalado Eduardo Arasti.

 

El consejero ha explicado que las excelencias de Cabárceno y sus características únicas se  confirman con ejemplos como el de ‘Martinuca’ ya que la nueva dromedaria crecerá en un recinto de 20.000 metros cuadrados, donde compartirá espacio con otros seis ejemplares de su especie.

La nueva colección de azucarillos pretende, así, que “los cántabros sientan un motivo de orgullo” y se conviertan en conocedores y embajadores de Cabárceno.

 

En este sentido, el director de Marketing de Café Dromedario, Alberto Vidal, ha subrayado que de esta forma la empresa espera también contribuir a desestacionalizar las visitas al parque. “Nos encanta colaborar con las instituciones para promocionar  las cosas buenas de Cantabria y si podemos conseguir que venga más gente a visitar Cabárceno, no sólo en verano sino en otros meses,  será muy bueno”, ha afirmado. 


Elección del nombre

 

 

Por su parte, Charo Baqué, se ha mostrado muy feliz de convertirse en madrina de un ejemplar de dromedario, el símbolo que da nombre a su empresa.

 

De ahí que haya querido buscar una vinculación “muy especial” entre Café Dromedario, el animal y Cantabria a la hora de elegir el nombre de su ahijada, muy vinculado, asimismo, a la historia del café. 

 

Así, ‘Martinuca’ responde a que fue en la isla Martinica, en donde se plantó la primera planta de café en el continente americano.

 

La historia se remonta a los tiempos del rey francés Luis XIV, quien consiguió que los holandeses cedieran al Jardín Botánico de París la planta del café originaria de Etiopía y Yemen y que más tarde se cultivó en las colonias holandesas en Asia ( Indonesia, Java o Sumatra).

 

Esa planta fue transportada, en 1.720, por el barco ‘El Dromedario’ hasta La Martinica. Con esa historia y con el cambio del diminutivo a ‘uca’, en un guiño a Cantabria, es la que deriva al nombre de  ‘Martinuca’. 

 

Compártela !