La Consejería de Turismo impulsa la recuperación del patrimonio etnográfico de Valderredible

Marina Lombó inauguró ayer la rehabilitación del edificio que albergará el Centro de Interpretación del Camino de Santiago y la recuperación de una fragua y un potro de herrar

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, inauguró ayer por la tarde la rehabilitación del edificio destinado a convertirse en Centro de Interpretación del Camino de Santiago en San Martín de Elines, durante la visita realizada a Valderredible para comprobar las inversiones realizadas por su departamento en este municipio.

Lombó explicó que dichas inversiones suponen una manifestación del apoyo de la Consejería de Turismo al «gran proyecto» que está desarrollando el Ayuntamiento para recuperar el Patrimonio etnográfico de Valderredible y convertirlo en «un itinerario turístico y cultural de primer orden».

«Un municipio tan grande como Valderredible está siendo capaz de poner en valor sus señas de identidad, no solo para atraer turismo, también para fijar población», subrayó la consejera ante las autoridades y vecinos que se dieron cita ayer en el nuevo itinerario turístico que integra la recuperación de una fragua en San Andrés de Valdelomar; un potro de herrar, en Castrillo de Valdelomar y el Centro de Interpretación del Camino de Santiago, que también hará las funciones de recepción de peregrinos y sala multiusos.

Los tres elementos recuperados han sido financiados por la Consejería de Turismo con cerca de 90.000 euros. Éstos son los primeros del itinerario etnográfico planificado por Valderredible con el objetivo de crear una oferta basada en el etnoturismo, que acerque a los visitantes a las tradiciones y cultura del municipio.

Marina Lombó felicitó al alcalde y a los vecinos por «haber ido capaces de recuperar su esencia rural» y aseguró que este proyecto es también una forma de que los propios vallucos «valoren su Historia».

«Siempre que haya buenas ideas y proyectos, el Gobierno de Cantabria estará ahí para apoyarlos», insistió la titular de Turismo, quien instó a los vecinos a hacer «un buen uso» de las infraestructuras y a disfrutarlas.

Itinerario etnográfico

La consejera, acompañada del alcalde, Fernando Fernández; la directora general de Turismo, Eva Bartolomé, y los alcaldes pedáneos de San Andrés de Valdelomar, Saturio del Blanco; de Castrillo, José Miguel Fernández, y de San Martín de Elines, Manuel Navarro, además de varios concejales y vecinos visitó la recuperación de la fragua de San Andrés, donde los visitantes podrán conocer uno de los oficios históricos del municipio y las herramientas usadas por los herreros de la época. A finales del siglo XVII Valderredible contaba con 25 fraguas, de las que quedan ocho. El edificio recuperado se erige como exponente de estas forjas o herrerías que se hallaban dispersas por los diferentes pueblos. Se trata de una pequeña construcción de unos 40 metros cuadrados, de una sola planta y muros de mampostería, tejado a dos aguas y una pequeña ventana para evitar la entrada de la luz a fin de controlar el templado del hierro.

La Consejería de Turismo también ha financiado la recuperación de un potro de herrar, ubicado en Castrillo, con el fin de poner en valor el legado histórico de otro de los oficios necesarios, como el de los herreros, para el desarrollo rural de la zona. El edificio rehabilitado era el espacio donde se llevaba a cabo el herrado de todo tipo de caballerías y donde se daban también los cuidados necesarios a las vacas y bueyes. En el espacio se puede observar la estructura del ingenio y los artilugios utilizados para inmovilizar a los animales. Asimismo, se exhibirá una colección de diferentes herramientas utilizadas para la función. Junto al de San Andrés, quedan vestigios de otros seis potros en Valderredible.

Los proyectos de rehabilitación de ambos edificios junto al del antiguo concejo de San Martín de Elines, hoy recuperado como centro de interpretación del Camino de Santiago, han sido realizados por la arquitecta del Ayuntamiento, María Rodríguez, mientras que el discurso museográfico de los tres espacios es obra de la historiadora del Arte, Rosa Pérez.

El Centro de interpretación del Camino de Santiago ocupa el antiguo edificio del concejo del pueblo. Este de dos plantas hará las funciones de centro social y tecnológico, recepción de peregrinos y espacio de información sobre la historia del camino en la zona.

Para el alcalde de Valderredible, la recuperación de estos espacios característicos de la historia del municipio se suma al extenso patrimonio cultural de la zona, compuesto por las iglesias rupestres y románicas, el Centro de Interpretación del Rupestre de Santa María de Valverde y los museos etnográfico y religioso, y tendrá continuidad con una segunda fase de recuperación de más elementos como un lavadero.

«Todo ello conformará un extraordinario conjunto etnográfico y cultural», subrayó Fernando Fernández, quien agradeció a la Consejería de Turismo la financiación del proyecto.

Fernández explicó que el objetivo es «crear una oferta turística con contenido», que permita atraer visitantes.

En este punto, el regidor recordó que el nuevo enlace de la autovía proyectado en Quintanilla de las Torres «permitirá que todos los madrileños y visitantes procedentes de Castilla y León que llegan a Cantabria tengan un acceso directo a Valderredible», lo que, en su opinión, «dinamizará mucho la actividad turística».