Ermita de San Román de Moroso

Categoría

Etiquetas

Se trata de un sólido edificio construido con sillares de gran tamaño y regularidad, especialmente en los esquinales. La espadaña es de construcción posterior. La nave tiene techumbre de madera, mientras que el ábside se remata con bóveda de cañón. La entrada conserva el arco de herradura, faltándole las columnas y capiteles un fuste de columna se halla en el interior de la nave y recientemente se ha localizado un capitel cilíndrico decorado con palmetas enmarcadas en arcos de herradura invertidos. El arco triunfal, al que también faltan las columnas, es de herradura con cimacios escalonados. Cuenta con tres ventanas, dos estrechas y abocinadas hacia el interior (en el muro sur de la nave y del ábside) y la tercera, en el centro del ábside, está tallada en un bloque en forma de “ojo de herradura” y enmarcada por una cruz patada. Sosteniendo el alero del tejado se asientan varios modillones característicos del estilo mozárabe, con decoración de flores de cuatro, seis y ocho pétalos, esvásticas, círculos, etc. En la campa situada al norte del templo se excavó una necrópolis en la que apareció un buen número de tumbas de lajas y sarcófagos, además de algún muro de impreciso significado, destacando el hallazgo de un fragmento de una jarra litúrgica visigótica. La primera referencia sobre este edificio data del año 1119, y se recoge en un documento que alude a la donación del monasterio de San Román de Moroso a la abadía de Santo Domingo de Silos, por parte de la reina Doña Urraca.

Estilo artístico

Prerrománico (mozárabe)

Acceso

Desde Bostronizo, parte una pista en dirección Norte que conduce hasta una pequeña vaguada, desde la cual se toma un sendero que baja a la ermita.

Época

Siglo X

Características

Ermita de pequeñas dimensiones y muros de sillería, con nave rectangular y ábside cuadrado.

 

 

 

Ermita de San Román de Moroso

Otros lugares de interés