Ramales celebró su Verbena del Mantón

 

Ramales se llenó de color con los mantones de manila, auténticas joyas del pasado

 

La elegancia inundó durante unas horas de los jardines de la plaza José Antonio, engalanada para la ocasión. Hacia la media noche, los mantones de manila de las señoras y los trajes de chaqueta de los caballeros pusieron la nota de color y distinción, en un ambiente y una fiesta de inspiración madrileña.

 

Los participantes bailaron a ritmo de vals, chotis y pasodobles, en una celebración en la que, la Banda Municipal de Música de Ramales cobró protagonismo con la celebración del 125 aniversario de la agrupación. La música en vivo aporta carácter y tradición a esta Fiesta de Interés Turístico Regional, que intercaló el recital de la orquesta con las tonadillas interpretadas con el organillo en directo.

 

Los balcones de Ramales se adornaron para dar más colorido al evento, luciendo mantones de manila como si de una exposición se tratase. La elegancia, la gracia para lucir el mantón y la compenetración de la pareja fueron factores importantes a al hora de alzarse con el premio del concurso, que no puntúa el baile. Si se tuvo en cuenta, sin embargo, la distinción y la vistosidad, así como el número de flecos, el enrejado y el bordado en el caso de los mantones.

 

La pareja formada por César Porres y Sara Goya se alzaron con el primer premio mientras que José Ramón Sánchez y Margari ríos resultaron segundos. El premio al mantón recayó en Idoia Trueba y Ángel Gordón. El acto contó con la presencia del director de Cantur, Roberto Media y el director General de Turismo, Francisco Agudo, quienes no duraron en participar sacando a bailar a sus esposas, que también lucieron mantón.

 

Francisco Agudo, señaló que éste es un evento extraordinario, y quiso destacar «la elegancia, el saber hacer, la decoración de la plaza y la exhibición de mantones». Un acto, manifestó, «que tiene una categoría superior».

 

El origen de esta original fiesta, que los ramaliegos llevan celebrando desde hace más de sesenta años, se remonta a la primera Guerra Carlista, allá por el año 1839, con el obsequio del general Espartero a un grupo de mujeres del pueblo de los mantones de manila que su ejército encontró en un baúl abandonado por los carlistas tras su derrota.

10/07/2012Sin categoría2 min

Compártela !