Rionansa acogerá entre el 22 y el 24 de abril el Encuentro de Turismo Arqueológico

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha abogado hoy por potenciar el abundante y reconocido patrimonio arqueológico cántabro no sólo como un "elemento de identidad y orgullo", sino también como un recurso turístico que genere riqueza y empleo en nuestra región, para lo que, en su opinión, resulta necesario abordar un "proceso de transformación del recurso cultural al producto turístico".

Según ha dicho, ese proceso requiere de la colaboración entre los diferentes niveles de la Administración y los equipos técnicos, que son quienes tienen que delimitar las «delgadas líneas rojas que nuca debemos atravesar» para garantizar la conservación futura de esa riqueza patrimonial. Aquí, ha puesto como ejemplo el protocolo que se está siguiendo en Altamira, «donde se trabaja en la búsqueda de un punto de equilibrio que permita el uso sostenible y con garantías de futuro, siempre con criterios científicos que avalen las decisiones».

El presidente cántabro ha realizado estas afirmaciones durante la presentación del Encuentro De Turismo Arqueológico, que se celebrará entre los días 22 y 24 de abril en Rionansa bajo el epígrafe `Arte Rupestre, Patrimonio Mundial y municipios rurales. Retos por afrontar, oportunidades que alcanzar’.

Ignacio Diego ha considerado un «gran acierto» la organización de este encuentro en una región como Cantabria que cuenta con más de 200 cuevas y yacimientos al aire libre con vestigios de arte rupestre, 10 de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, lo que la convierte en una de las regiones de Europa con mayor densidad de lo que se considera el primer símbolo del pensamiento humano.

«Con 70 cuevas con arte paleolítico, Cantabria es la región con mayor número de representaciones de toda Europa y probablemente también con mejor calidad», ha dicho el presidente, que, además, ha reseñado que ese patrimonio sigue creciendo, como ha puesto de manifiesto el hallazgo reciente de arte paleolítico en la cueva Aurea Nota, en el Desfiladero de La Hermida, concretamente en la localidad de Peñarrubia.

El jefe del Ejecutivo cántabro ha señalado que este foro será una buena ocasión para abordar las experiencias que están sirviendo de marco de actuación en otras comunidades autónomas y países en relación a la preservación y puesta en valor del patrimonio arqueológico como activo «económico, cultural y humano».

Asimismo, ha incidido en que este encuentro servirá para poner a disposición de  los municipios con patrimonios rupestres nuevas herramientas para una «mejor gestión sostenible de los yacimientos rupestres» y, con ello, para crear empleo y riqueza en la zona.

Ignacio Diego ha estado acompañado en la presentación por el alcalde de Rionansa, José Miguel Gómez, y por presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural, Jesús Celada, que su vez representa a la asociación Caminos de Arte Rupestre Prehistórico (CARP), impulsora del encuentro.

José Miguel Gómez ha destacado que el patrimonio rupestre es uno de los «grandes activos» que tiene Rionansa, municipio que en los últimos años viene padeciendo los mismos problemas que afectan al conjunto del medio rural en cuanto a la pérdida de población y de tejido socioeconómico.

«Queremos aprovechar estos productos turísticos en clave de sostenibilidad», ha asegurado Gómez, para quien este encuentro dará una gran promoción al municipio y a toda la comarca del Nansa.

Por su parte, Jesús Celada ha valorado la importancia de un foro de estas características en el que se darán cita representantes de todas las entidades implicadas en el desarrollo económico, cultural y turístico de los territorios rurales con yacimientos rupestres para debatir, llegar a acuerdos y establecer alianzas en torno a la gestión de este patrimonio.

Según ha explicado, la CARP forma parta del «selecto club» de los 29 grandes itinerarios turístico-culturales certificados por la Comisión y el Consejo de Europa, y agrupa 120 sitios de arte rupestres de Italia, España, Francia, Portugal, Azerbaijan, Noruega e Irlanda, prácticamente todos ellos ubicados en el medio rural.

01/04/2015Noticias3 min

Compártela !