La colección de Beatos de la Torre del Infantado se amplía con el facsímil del códice ‘El libro de Kells’

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha presentado el facsímil del códice 'El libro de Kells' que, desde hoy, engrosará la colección de Beatos que alberga el museo ubicado en la Torre del Infantado de Potes.

Esta es una pieza bibliográfica de referencia en el mundo anglosajón. Se trata de un manuscrito, al igual que el ‘Comentario al Apocalipsis’ de Beato de Liébana (año 776), cuyo original está custodiado en la biblioteca del Trinity College de Dublín (Irlanda). «Con esta adquisición pretendemos dar un espaldarazo al que ya se conoce como museo de los beatos, ya que estoy convencido que atraerá la atención de estudiosos que quieran contrastar dos piezas que han sido y son referentes en la literatura medieval: en el ámbito hispano ‘El Comentario al Apocalipsis’ de Beato de Liébana, y en el anglosajón ‘El Libro de Kells‘», ha afirmado el consejero.

Realizado por monjes columbanos en torno al año 800, el ‘Libro de Kells’ contiene los cuatro evangelios. A diferencia del escrito por Beato de Liébana, que trataba de educar e instruir al lector,  este es un códice ornamental y sacramental. Es la pieza más representativa de la bibliografía irlandesa y escocesa, con adornos de inspiración celta que apasionan a estudiosos y neófitos.

Considerado la pieza principal del cristianismo celta y del arte hiberno-sajón es, a pesar de estar inconcluso, uno de los más  destacados manuscritos iluminados que han sobrevivido a la Edad Media. Debido a su gran belleza y a la excelente técnica de su acabado, muchos especialistas lo consideran uno de los más importantes vestigios del arte religioso medieval.

Por otro lado, el consejero ha manifestado su «satisfacción» por la declaración de la UNESCO que incluye a los Beatos Medievales de España y Portugal en el Registro de la Memoria del Mundo. 

Para el consejero, la inclusión de los Beatos en este registro de la UNESCO es una «buena noticia» ya que ayudará a la «difusión» de la colección de facsímiles que pueden verse en la Torre del Infantado sobre este libro, «una de las más completas de las que existen en la actualidad».

Esta nueva figura de protección a estos códices será, a su juicio, «un aliciente más» para que tanto estudiosos como aquellas personas interesadas en este tema se acerquen a Potes para poder contemplar las «magnificas reproducciones» de los originales incluidos en esta lista, ya que habitualmente y debido a la alto grado de protección del que gozan los originales, su contemplación está muy restringida.

El consejero de Cultura ha señalado que, de los beatos recogidos en la nueva lista de la UNESCO, la Torre del Infantado conserva siete facsímiles, que pueden ser contemplados tanto por visitantes como por estudiosos.

Compártela !