La bodega Picos de Cabariezo gana la Alquitara de Oro del Gobierno de Cantabria al mejor orujo del año

El consejero de Turismo, Francisco Martín, ha hecho entrega del galardón a José Antonio Parra, uno de los cinco socios de la orujera

La bodega Picos de Cabariezo es la ganadora de la Alquitara de Oro, galardón que otorga la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria al mejor orujo del año.

El consejero Francisco Martín ha sido el encargado de entregar la placa acreditativa de la edición 2016 a José Antonio Parra, propietario de la destilería ganadora en el tradicional concurso que se celebra coincidiendo con la Fiesta del Orujo de Potes, que este fin de semana llega a su vigésimo quinta edición en la capital lebaniega con la asistencia de miles de personas.  

En el acto de entrega de la Alquitara de Oro, que ha tenido lugar en la carpa de La Serna, también han estado presentes el alcalde de Potes, Javier Gómez; la ‘Orujera Mayor 2016’, Edurne Pasaban, y los miembros del la Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino de Liébana.

Martín ha felicitado a la orujera ganadora y ha animado a las otras productoras de la comarca a sumarse en 2017 a la Fiesta del Orujo, junto a las nueve que han participado en esta edición.

«El año que viene va a ser magnífico para Liébana y para Cantabria«,  ha asegurado el consejero, al recordar la próxima celebración del Año Jubilar Lebaniego 2017.

El titular de Turismo ha añadido que el Gobierno de Cantabria está trabajando «para atraer millones de turistas» al evento, pero para ello ha solicitado la implicación de todos los cántabros y lebaniegos.

«Tenemos que hacer del Año Jubilar Lebaniego un proyecto común, para que sea igual o mejor que el de 2006, y que Cantabria tenga visibilidad en todo el mundo».

El alcalde ha subrayado, por su parte, el activo que representa el orujo para la comarca y ha calificado el aguardiente como la «Joya de Liébana«.

Finalmente, José Antonio Parra ha señalado, al recibir el galardón, la satisfacción que supone ser el ganador de la Alquilara de Oro 2016, «un año en el que ha habido un nivel muy alto de calidad».

Parra ha querido compartir el éxito de su orujera con las demás participantes en el concurso. «En Liébana, hay un gran orujo, gracias al trabajo de todos», ha dicho.

«Cuando se pone pasión, las cosas salen bien, y las orujeras lebaniegas ponemos mucha pasión», ha concluido.

Además de por el orujo, Picos de Cabariezo es una de las bodegas más conocida de la comarca por su producción de vino, con la IGP (Indicación Geográfica Protegida) Vino de la Tierra de Liébana.

La bodega, regentada por cinco socios (José Antonio y Jaime Parra; Javier Blanco, y Jesús  y José Francisco Fuente), ha conseguido la Alquitara de Oro en otras dos ocasiones  (2012 y 2013).

Con la entrega de la Alquitara de Oro al mejor orujo del año y la posterior degustación de boronos con repinaldas, se ha puesto el cierre a la vigésimo quinta edición de la Fiesta del Orujo, declarada de Interés Turístico Nacional en 2012 y con aspiraciones de convertirse en Internacional.

Miles de personas han acudido este fin de semana a la capital lebaniega para disfrutar de los actos organizados por el Ayuntamiento de Potes, con la colaboración de la Consejería de Turismo del Ejecutivo cántabro.