Cantabria experimenta una clara mejora interanual en el turismo extrahotelero durante el primer cuatrimestre de 2016

El consejero de Turismo, Francisco Martín, opina que los datos anticipan la mejor temporada turística de los últimos años

Un total de 289.467 pernoctaciones y 92.830 viajeros en los cuatro primeros meses de 2016, recogen la mejora interanual de la actividad extrahotelera en Cantabria, es decir, en campings, apartamentos turísticos, establecimientos de turismo rural y albergues, según los datos de las encuestas de ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros, cuyos datos de abril publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). En alzas porcentuales en relación al mismo periodo de 2015, supone un +1,98 por ciento en viajeros y +12,52 por ciento en pernoctaciones, con un repunte significativo de la estancia media por visitante.

Para el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, la evolución del segmento turístico extrahotelero «se suma al buen comportamiento de la categoría hoteles, en un primer cuatrimestre extraordinario que, aunque conviene ser cautos, -señala Martín- anticipa la mejor temporada turística de los últimos años». A juicio del consejero cántabro, «pese a la línea ascendente del turismo extranjero, debemos redoblar esfuerzos para diversificar nuestra cesta de mercados preferentes, aún muy dependiente de tan solo tres emisores nacionales«. «A su vez –ha proseguido- mantendremos nuestra apuesta estratégica por el consumo interno, ya que los propios cántabros son un sostén sectorial clave fuera de la temporada alta, además de actuar como agentes de desestacionalización».

Según los datos del INE, el mercado nacional continúa recuperando pulso en el destino Cantabria. Así, la subida interanual de las pernoctaciones entre enero y abril (+12,52 por ciento) se sustentó en el fuerte repunte de las noches realizadas por los viajeros residentes (+11,94).

Los principales emisores extranjeros continúan con su elevado ritmo de crecimiento interanual en pernoctas (+21,10 por ciento), pero su peso en el dato conjunto se situó aún en el 6,90 por ciento, frente al 93,1 de las generadas por turistas españoles. Este escenario es similar al del volumen de viajeros, ya que los residentes alcanzaron el 93,06 por ciento del total (86.388), y una subida respecto a 2015 del 0,72, mientras que los viajeros foráneos registraron un mejora interanual más acusada, del 22,65 por ciento, para una cuotadel 6,94 (6.442).

La buena evolución del segmento extrahotelero durante el primer cuatrimestre está asociada –en buena medida- al magnífico comportamiento de los campings regionales. Esta categoría de alojamiento concentró el 44,54 por ciento de las pernoctas no hoteleras entre enero y abril, con un alza del 27,08 por ciento con respecto al mismo periodo de 2015.

Esta tendencia permite a los campings cántabros consolidar una posición líder en su segmento dentro de la España Verde, superando a Galicia, Asturias y País Vasco.

A su vez, la actividad turística rural presentó buenos números. La suma de sus categorías (establecimientos y casas rurales) alcanzó el 34,15 por ciento de las noches no hoteleras en el primer cuatrimestre de 2016, gracias a una subida interanual del 4,34 por ciento.

Compártela !