Cantabria a la mano y al pulgar

Si hay algo verdaderamente característico del paisaje de los pueblos de Cantabria, son nuestras boleras.

Ven a descubrir los bolos en Cantabria

El juego de los bolos, uno de los deportes más tradicionales de nuestra región, no es exclusivo de Cantabria, no en vano constituye una de las familias de juegos tradicionales más extendida por la geografía europea, aunque aquí tenemos nuestras propias reglas y formas de practicar este juego de lanzamiento de precisión.

En Cantabria, se tiene noticias del juego de los bolos ya en el siglo XVII, cuando cualquier lugar era bueno para practicar este deporte, incluso en plena calle. Durante el siglo XIX los corros – espacio donde se juegan los bolos – se ubican generalmente en la plaza del pueblo, muy cerca de la iglesia, cuya campana marcaba el final de la misa y la posibilidad de dar comienzo al juego.

El paulatino alejamiento de la zona de tiro, y el consiguiente peligro de las bolas lanzadas, obligó a delimitar el recinto de juego, bolera o corro, con paredes de piedra que dan lugar a las boleras tradicionales que hoy se conservan en lugares como Santillana del Mar o Puente San Miguel, entre otros.

A finales del siglo XIX algunas boleras fueron sustituidas por otras construidas junto a las tabernas en donde sus dueños conjugan el juego con el negocio. De esta manera, y con el paso de los años, se fue extendiendo su práctica a las distintas localidades, asimilando cada zona una modalidad diferente, llegándose a las actualmente practicadas, que son cuatro: Bolo Palma, Bolo Pasiego, Pasabolo Tablón y Pasabolo Losa.

Hoy en día, además de las próximas a iglesias y establecimientos hosteleros, podemos encontrarlas en parques y zonas públicas, en algunos casos como grandes instalaciones, tanto al aire libre como cubiertas.

Cantabria a la mano y al pulgar

Si hay algo verdaderamente característico del paisaje de los pueblos de Cantabria, son nuestras boleras.

Deportes en Cantabria

Surf

Turismo Náutico

Vías Ferratas

Golf

Traineras